CARNICERIA ALICIA

Cliente
Arantxa
año
2016

UN RINCÓN DE OPTIMISMO

Cuando tienes que diseñar en un espacio pequeño, no es fácil conseguir todo lo que quieres transmitir. En este caso el resultado ha sido sencillamente fantástico. Una sensación de «natural», de «frescura» y de «buen humor». Y sobre todo de «CALIDAD», tanto en el espacio comercial, como en el producto.

Este es un buen ejemplo de como superar esta crisis, con una formula que no falla. Una buena ración de producto de calidad (a precio familiar) ,otro poco de profesionalidad y trato personalizado;  un diseño actual, cálido y funcional. Y a vender con alegría y gusto por el trabajo bien hecho.

Porque en un mercado (mercado de Anduva) en el que solo sobreviven 2 puestos, una carnicería y una polleria , estas 2 profesionales, han optado por hacerlo bien. Y eso siempre es de agradecer.

Muchas gracias Arantxa por confiar en mi trabajo.